¡Oferta!

Camisa de época de Soldado de los Tercios

(1 valoración de cliente)

30,00  26,00 

Camisa de estilo renacentista, al uso de los Tercios de Flandes y en realidad de todo hijo de vecino en aquella época. Con mangas voladas o anchas que cierran en el puño con cordones. La prenda es larga a modo de camisón y el ajuste en el cuello se hace también a modo típico de la época, esto es, con cordón cruzado.

La mejor manera de lucir como buen hidalgo por tierras de Flandes, o por cualquiera otra, es con una camisa a medida así que os pediríamos tres datos para que la camisa os quede con la elegancia debida: Centímetros de contorno de pecho, de hombro a entrepierna y de hombro a muñeca.

Por cierto, estas camisas no están hechas en Flandes (ni en China…) son confeccionadas por artesanos españoles. El plazo de entrega puede variar, orientativamente, entre una y dos semanas (claro que, si puede ser menos, será menos).

A modo orientativo las tallas irían tal que así:

Talla “S” para medidas de contorno de pecho entre 95 y 110 cm.
Talla “M” para medidas de contorno de pecho entre 110 y 120 cm.
Talla “L” para medidas de contorno de pecho entre 120 y 130 cm.

para cualquier duda, hacednos llegar un mail a:     latiendadelostercios @ gmail.com

Borrar selección
SKU: TSR-REC-006 Categorías: , ,

Información adicional

Peso 0.3 kg
Talla

, , , ,

Color

,

1 valoración en Camisa de época de Soldado de los Tercios

  1. Francisco

    He recibido la camisa superando mis expectativas, muchas gracias.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas aún. Sé el primero en hacer una pregunta acerca de este producto.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

Patagón de Brabante -1649
Patagón de Brabante -1649
Patagón de Brabante -1649

Réplica de Patagón de Brabante que era una moneda de plata de los Países Bajos. Los patagones de este tipo estaban acuñados en la Ceca de Amberes.

El Anverso de la considerable moneda (de unos 40mm de diámetro) representa los bastones de Borgoña o Cruz de San Andrés, sujetos en el centro por un eslabón de acero (briquet) del Toisón y del que pende el Vellocino de oro del propio Toisón de Oro, encima la corona real y a los lados la fecha 16 – 49.

En la parte más exterior de la moneda se observa la leyenda ‘PHIL · IIII · D · G · HISP ·  ET · INDIAR · REX · (Mano) ·’, que traducido del latín viene a significar: Felipe IV por la gracia de Dios, rey de las España y las Indias. En la parte superior se intuye una mano abierta, marca de Ceca de Amberes (actual Bélgica) perteneciente en la época española al Ducado de Brabante y Limburgo.

El Reverso muestra el escudo de Felipe IV, conteniendo las armas de Castilla, León, Aragón, Sicilia, Granada, Austria, antiguo y moderno de Borgoña, Brabante y escusones de Portugal (arriba) y Flandes – Tirol (abajo), rodeado por el collar de la Orden del Toisón. La leyenda es ‘· ARCHID · AVST · DVX · BVRG · BRAB · Zc’ , que en este caso se traduciría como Archiduque de Austria y Duque de Borgoña, Brabante, etcétera.

El patagón en las monedas de plata (también llamado soberano de plata), se empezó a utilizar en los Países Bajos Españoles por Isabel Clara Eugenia (hija de Felipe II) y su marido. El nombre viene dado por los españoles, que calificaron a la nueva moneda de “patacons”, aumentativo de Pataca ( del árabe bâtâqa) que eran pequeñas monedas de cobre circulantes en España y Portugal.

Resulta interesante apuntar que estos príncipes, tan fundamentalmente piadosos, son los primeros soberanos que suprimen completamente de sus monedas todas las inscripciones religiosas sustituyéndolas con sus nombres y sus títulos.

La Ceca Amberes viene representada por una marca de mano abierta. Y es que se dice y se cuenta que el nombre de la ciudad de  Amberes (Antwerpen) proviene de la leyenda de Silvio Brabo, cuya estatua puede verse en Plaza Mayor (Grote Markt). La leyenda cuenta que un gigante llamado Druoon Antigoon habitaba el río Escalda, cobrando un peaje a los barcos que quisieran pasar. Si un barco no pagaba, el gigante cortaba la mano del capitán y la arrojaba al río Escalda (Schelde). Un día, un centurión romano, cansado ya cortó la mano del gigante y la lanzó al río y de ahí surgió el nombre de Amberes (Antwerpen. Ant = Mano, Werpen = Lanzar).

El precio de un Patagón autético de este tipo, en función de su estado de conservación, supera sin dificultad los 200 euros.

No clasificados 8,50  Leer más
set completo de cubiertos forja tercios
set de cubiertos forja tercios
set de cubiertos de forja

Cuchara, el utensilio más antiguo. La palabra “cuchara” proviene del latín ‘cochlea’ que significa “caracol” o “concha de molusco” y es uno de los utensilios más antiguos del planeta que se han utilizado para comer, cuyo origen se remonta a tiempos paleolíticos.

El verdadero invento sucede cuando se le añade un mango a los recipientes. a evidencia arqueológica sugiere que las cucharas con mangos fueron utilizados para fines religiosos por los antiguos egipcios en el año 1000 aC.

El diseño de la cuchara ha cambiado a lo largo del tiempo, sin embargo podríamos decir que desde el siglo XVIII ha conseguido una forma estándar como elemento básico de mesas con una amplia gama de diseños y materiales.

Los cuchillos de mesa se ​​introdujeron alrededor de 1600. Sin embargo la idea de comer en familia con un arma en la mesa era un tanto desaprobada por lo que el tenedor comenzó a ganar más popularidad que el cuchillo.

Tenedor, el instrumento del diablo, con un inicio algo afectado y cursi
La adquisición más reciente a la familia de los cubiertos es el tenedor. La palabra viene del latín furca

El tenedor funda costumbre en el úl­timo cuarto del siglo XVI (hacia 1580), según el libro Description de l’isle des Hermaphro­dites –panfleto contra las maneras de la corte de Enrique III, mo­narca tachado de afeminado– donde se habla irónicamente del em­pleo del tene­dor para pinchar la carne y la ensalada («quelque dif­ficile que se fût»). ¿Por qué razón llegó a incorporarse como utensi­lio de mesa? Se cree que debido a otro uso de corte: la am­plia gola que usaba el rey Enri­que III de Francia († 1589) era un impedimento para llevar con las ma­nos la comida a la boca; el te­nedor acabó facilitando esa faena. A partir de este momento se mencionan cubiertos com­pletos, compuestos de cuchara, cuchillo y tenedor. Son famosos y valiosos los te­nedores del siglo XVI con­servados en distintos mu­seos europeos, como el del Louvre.

El rey español Felipe III († 1621), a través de su valido Francisco de Sandoval, pro­movió el uso del tenedor, conocido en España, según el número de púas, con el nombre de horquilla, bidente, tridente y cuadrigirlo.

Cuando hacia la segunda mitad del siglo XVII se consolida su uso en la sociedad de corte (como la de Luis XIV, quien por cierto seguía comiendo con los dedos), las gentes pudientes que viven en pro­vincias desean informarse de las costum­bres y usos allí vigentes y adoptan también su utilización.

 

y en la mesa…

Los enseres que la España medieval ponía en la mesa eran bas­tante rudimen­tarios: a la derecha el gañivete (cuchillo de cabo agudo) y el cubilete (o copa para las bebidas), a la izquierda el pan y la cuchara, la es­cudilla (taza de madera sin asa) para las viandas lí­quidas o menos sólidas, el paño (o servilleta) en el hombro iz­quierdo. Al principio la sopa se bebe en la sopera común; después, hacia el siglo XVI, las maneras corteses prescriben servirse de la cuchara –probablemente entre varios comensales se utilizaba una sola –. Era frecuente que cada dos personas usaran el mismo plato, especialmente las parejas de enamorados y los esposos. El pan podía servir de plato si era cortado en grandes rebanadas, so­bre las cuales se servía la carne o el pescado.

Fuentes:
http://www.animalgourmet.com/
http://regusto.es/

No clasificados 40,00  Añadir al carrito
Chaleco en cuero “Tercio de Flandes”
Chaleco en cuero “Tercio de Flandes”
Chaleco en cuero “Tercio de Flandes”

Este tipo de chalecos eran muy utilizados durante el siglo XVI y XVII. Combinaba cierta protección como la de una armadura pero con la comodidad de movimientos de una prenda de piel. Además de aportar elegancia y buen tacto.

Características: Chaleco realizado en serraje.

Talla “S” para medidas de pecho entre 95 y 110 cm.
Talla “M” para medidas entre 110 y 120 cm.
Talla “L” para medidas entre 120 y 130 cm.

Todas las tallas son aptas para personas de una altura entre 1,70 y 1,95 cm de altura.

 

No clasificados 155,00  Seleccionar opciones
¡Oferta!
Camisa de época rústica
Camisa de época rústica
Camisa de época rústica

Camisa de estilo renacentista, al uso de los Tercios de Flandes y en realidad de todo hijo de vecino en aquella época. Con mangas voladas o anchas que cierran en el puño con cordones. La prenda es larga a modo de camisón y el ajuste en el cuello se hace también a modo típico de la época, esto es, con cordón cruzado.

La mejor manera de lucir como buen hidalgo por tierras de Flandes, o por cualquiera otra, es con una camisa a medida así que os pediríamos tres datos para que la camisa os quede con la elegancia debida: Centímetros de contorno de pecho, de hombro a entrepierna y de hombro a muñeca.

Por cierto, estas camisas no están hechas en Flandes (ni en China…) son confeccionadas por artesanos españoles. El plazo de entrega puede variar, orientativamente, entre una y dos semanas (claro que, si puede ser menos, será menos).

A modo orientativo las tallas irían tal que así:

Talla “S” para medidas de contorno de pecho entre 95 y 110 cm.
Talla “M” para medidas de contorno de pecho entre 110 y 120 cm.
Talla “L” para medidas de contorno de pecho entre 120 y 130 cm.

para cualquier duda, hacednos llegar un mail a:     attcliente @ latiendadelostercios.com

No clasificados 28,00  24,00  Seleccionar opciones