Capablanca. Dos muertes

10,00 

Segunda entrega de la serie Capablanca que lleva por título Dos muertes, realizada por Joan Mundet, ilustrador también de la serie El capitán Alatriste.

En esta ocasión, Joan Muntada sigue malviviendo en Llacera, un pueblo del interior, en la Cataluña del siglo XVII. El recuerdo de Don Rodrigo, quién había sido su mentor, le acompaña y le ayuda a sobrevivir, hasta que se ve obligado a huir a la ciudad para escapar a un destino funesto a manos de su hermanastro Sebastià.

En Barcelona se le ofrece un mundo desconocido, nuevo, diferente al suyo, peo que sigue siendo un mundo cruel y despiadado. La muerte de un amigo desencadena otra historia trágica y retorcida en la que Joan Muntada se ve envuelto muy a su pesar.

Agotado

Enviarme una notificación cuando el producto vuelva a estar en stock.

SKU: TSR-EBK-114 Categorías: ,

Descripción

Capablanca. Dos muertes

Joan Mundet

Páginas: 112 páginas en blanco y negro
Encuadernación: Rústica cosida con solapas
Medidas: 16,8 x 24 cm
ISBN: 978-84-945429-7-8

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Capablanca. Dos muertes”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas aún. Sé el primero en hacer una pregunta acerca de este producto.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

Los hijos del hierro y el fuego. Yo Conquistador (I)
Los hijos del hierro y el fuego. Yo Conquistador (I)
Los hijos del hierro y el fuego. Yo Conquistador (I)

Si nos lo indicais, irá  dedicado por el autor  ¡¡Un regalo perfecto!!

Santiago de Cuba, 1518, Anno Domini.

Un grupo de españoles desembarca en Cuba buscando fortuna. Farfán es un joven cuya única riqueza que pudo traer desde Sevilla es un Mastín del Pirineo llamado Ventisca. Viaja junto a Ortega, un aguerrido veterano de las guerras de Italia que decide llevarse a su hijo de doce años al Nuevo Mundo huyendo de una triste tragedia familiar; el pequeño Orteguilla. Allí conocerán al viejo vasco Heredia, un arcabucero cascarrabias y desgarbado, y a María, una bonita e indómita joven de la que Farfán quedara prendado desde el primer momento.

Mientras tanto, un hidalgo llamado Hernán Cortés, designado por el teniente de gobernador de Cuba, Diego Velázquez, está organizando una expedición de conquista y rescate a Yucatán, las misteriosas tierras recientemente descubiertas al oeste de la isla. Solo dos capitanes lo han hecho antes; Hernández de Córdoba, que regresó moribundo, con la mayor parte de la tropa masacrada y contando historias sobre fieros e innumerables guerreros, y Juan de Grijalva, del que hace meses que no se sabe nada.

Los recién llegados se alistarán enseguida en la expedición pero serán ajenos, en un principio, al trepidante juego de intrigas que se traerán entre manos los hombres más importantes de la ciudad. Velázquez se ha arrepentido de encomendar la misión a Cortés, pues teme que se le rebele. Por allí donde pasa levanta furor, las tropas lo adoran y no tardará en imponerse como un líder nato. Algunos valientes conquistadores se pondrán de su lado pero otros tratarán por todos los medios de boicotear sus movimientos.

Y al otro lado del mar, impasibles, les esperan densas selvas, violentas tormentas, antiguos templos abandonados, vestigios de una civilización extinta, millones de feroces guerreros indígenas y ricas y poderosas naciones gobernadas por un soberano al que nadie tiene el valor de mirar directamente.

¿Puede un puñado de quinientos españoles rendir uno de los imperios más grandes y despiadados que hayan existido jamás?

16,00  Añadir al carrito
Desde 1537: Historia de la Infantería de Marina más antigua del mundo
Desde 1537: Historia de la Infantería de Marina más antigua del mundo
Desde 1537: Historia de la Infantería de Marina más antigua del mundo

La Infantería de Marina española es la más antigua del mundo. Data del año 1537, año en el que el Emperador Carlos I decidió embarcar arcabuceros profesionales en sus galeras para así proporcionarles una eficaz protección ante los ataques de las naves del Imperio Otomano. Poco más tarde, su hijo Felipe II, creó el actual concepto de Guerra Anfibia al empezar a proyectar el poder naval sobre las costas enemigas, utilizando Tercios de Infantería española embarcados de manera permanente en galeras y galeones y creándose así los famosos Tercios de Armada. Unidades específicamente adiestradas para el combate en los buques, para navegar en ellos durante largas travesías y para desembarcar en la playa que se determinara.

Desde entonces a la Infantería de Marina española corresponde un legítimo honor de ser la primera y de lo acertado de esta iniciativa es que surgieran luego las demás Infanterías de Marina del mundo. Este libro es una actualización y recopilación de sus glorias y derrotas, y a la vez un sincero homenaje a todos aquellos infantes de Marina que se distinguieron, desde aquel lejano siglo XVI hasta nuestros días, dando heroico cumplimiento a su lema: Valientes por tierra y por mar.

No clasificados 24,95  Añadir al carrito
La Batalla de Kinsale
La Batalla de Kinsale

La batalla de Kinsale se libró en el marco de la Guerra de los nueve años (En 1594 los jefes irlandeses Red Hugh O’Donnell y Hugo O’Neill se rebelaron contra la ocupación inglesa) con la participación española con los rebeldes irlandeses comandados estos por Red Hugh O’Donnell, Señor de Tyrconnell, y Hugo O’Neill, conde de Tyrone. Por parte española, Felipe III envió una flota compuesta por 33 embarcaciones que partió del puerto de La Coruña el 2 de septiembre de 1601 con los Tercios de Juan del Águila y de Francisco de Toledo que sumaban 4432 hombres y cuyo objetivo era desembarcar y tomar la ciudad de Cork.

No clasificados 15,95  Añadir al carrito
Merecedora
De mucho más honor merecedora

El 13 de junio de 1527, el emperador Carlos nombró gobernadora de la isla Margarita a una niña de tan sólo 7 años de edad, reconociendo así su derecho legítimo sobre dicho territorio insular en las Indias. Aquella pequeña, nacida en Santo Domingo, se convirtió en la primera gobernadora criolla del Nuevo Mundo y lo fue de manera perpetua, hasta su muerte en 1575. Casi nadie recuerda ni ha prestado la debida atención a esta mujer, sin duda “De mucho más honor merecedora”: Doña Aldonza Manrique. El autor recupera la figura de una mujer que apenas ocupa una línea en la vasta historiografía sobre las Indias, pese al destacado papel que desempeñó. De manera amena, pero con rigor y amplia documentación de la época, Daniel Arveras nos ofrece la apasionante historia de una mujer, Doña Aldonza Manrique, que gobernó una isla del Caribe en el siglo XVI

No clasificados 22,00  Añadir al carrito