Dragón de Cuera. Presidio de Casas Grandes

25,00 

Custom de un Dragón de Cuera destinado al Presidio de Casas Grandes. El Presidio de Casas Grandes, en Chihuachua, se crea en 1686 para frenar los ataques de tobosos y tepehuanes a las misiones.

Los presidios estuvieron a partir de 1683 bajo el control directo del virrey. Con anterioridad los hubo que lo estuvieron bajo el control exclusivo del gobernador pero eso generaba descoordinaciones que fueron solucionadas una vez decidido centralizar el mando.

Incluye los accesorios que están en la fotografía.

Plazo de entrega: entre 7 y 10 días

SKU: TSR-FAM-057 Categorías: ,

Descripción

España tuvo que controlar durante siglos extensísimos territorios de lo que hoy es Estados Unidos, estableciendo rutas de comunicación entre México y California, o entre Florida y Texas (el famoso Camino Real de Tierra Adentro). Pero también extendió su control más allá de las Rocosas, a las praderas del medio oeste y a territorios tan septentrionales como Montana, las Dakotas, e incluso el Canadá y Alaska, donde el Imperio Español fija frontera con Rusia. Esto generó que las tropas españolas ya tuvieran numerosos conflictos con las tribus indias, especialmente con los apaches, los siouxs y los comanches, cientos de años antes de que lo hiciera la caballería americana.

Para patrullar estos territorios, España creó un sistema doble de defensa, orientado por un lado a la protección de puertos y costas con ejércitos pertrechados y entrenados a la europea; y por otro, a la protección interior de misiones, ranchos, pueblos y tribus aliadas, de los ataques de las tribus nómadas, donde las tropas españolas fueron paulatinamente cambiando sus armas, sus tácticas y su equipo para adaptarse a las condiciones propias de esos territorios y a la lucha contra los indios. Para ellos se crearon los Presidios (del latín ‘praesidium’ protección, guarnición, puesto militar) al frente de los cuales estaban los Dragones de Cuera.

Para esta última misión, surge el Dragón de Cuera, heredero de los soldados de los Tercios que conformaron los Dragones (arcabuceros a caballo) y que demostraron su valor y arrojo en los conflictos europeos del siglo XVI y XVII, pero adaptados a las duras condiciones de la América Española del Norte.

fuente:

Los Dragones de Cuera – El primer Lejano Oeste

Información adicional

Peso 0.25 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Dragón de Cuera. Presidio de Casas Grandes”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas aún. Sé el primero en hacer una pregunta acerca de este producto.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

¡Oferta!
Maese con Borgoñota
Maese con Borgoñota
Maese con Borgoñota

Como ya sabéis el maese, o maestre, tenía a su cargo un Tercio. Este que te presentamos lleva, además, una cuidada borgoñota que, además de darle señorío, protege su cabeza de una manera eficiente.

El elegante casco llamado borgoñota tiene su origen en Borgoña y durante mucho tiempo fue el preferido de los mandos por su diseño, su ligereza y por su estética, que recuerda a los de la antigüedad clásica. Con el tiempo su uso fue sustituido por el del emblemático morrión.

Este maestre lo luce con elegancia y, como veis, con gran orgullo. ¡Que no falte en tu colección!

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

No clasificados 19,00  18,05  Añadir al carrito
Maletín pirata
Maletín pirata
Maletín pirata

Los piratas desarrollaron su actividad en el Caribe durante decenas de años (con la connivencia y amparo de la autoridades inglesas que nunca es tarde para explicarle esto a los hijos…).  Durante todos esos años fueron los soldados españoles los que lucharon y vencieron en innumerables ocasiones a estos temibles personajes que sembraban de terror la costa que pisaban.

La figura de PlayMobil de 7.5 cm de altura es la piedra angular de este sistema de juego creativo, ganador de numerosos premios internacionales. El rol de juego imaginativo con temáticas modernas e históricas fascina a niños y niñas y está muy bien valorado por padres y educadores.

No clasificados 24,50  Añadir al carrito
Dragón de Cuera. Presidio de San Diego
Dragón de Cuera. Presidio de San Diego
Dragón de Cuera. Presidio de San Diego

Custom de un Dragón de Cuera destinado al Presidio de San Diego en California.

El Presidio de San Diego se encuentra inscrito como un Hito Histórico Nacional en el Registro Nacional de Lugares Históricos de los Estados Unidos de América desde el 15 de octubre de 1966.

Incluye los accesorios que están en la fotografía.

Plazo de entrega: entre 7 y 10 días

No clasificados 25,00  Añadir al carrito
¡Oferta!
Tambor
Tambor
Tambor

Figura: Tambor de los Tercios de Flandes. Playmobil Custom

Descripción: Figura Playmobil Custom. Tambor*

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

No clasificados 18,00  17,10  Seleccionar opciones
¡Oferta!
Aguadora
Aguadora

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

Por vacaciones, se servirán a partir del 15 de julio

No clasificados 14,00  13,30  Añadir al carrito
¡Oferta!
Capitán
Capitán

Figura: Capitán de los Tercios de Flandes. Playmobil Custom

Descripción: Figura Playmobil Custom. Viste banda roja, empuñando con elegancia espada de la que se pueden distinguir claramente su gavilanes y el guardamano. Luce cuello a la valona y sombrero de ala ancha con pluma roja.  El rojo de pluma y de la banda cruzada lo identifica como de nacionalidad española. La cruz en el pecho además lo designa como de la Orden de Santiago, honor al que solo unos pocos tenían acceso.

El Capitán era nombrado por el Consejo de Guerra o por el capitán general. Es decir el Maestre de Campo no podía elegir a sus inmediatos subordinados. El Capitán sí que elegía, sin embargo, a sus subordinados directos y enrolaba a la tropa, siendo el responsable del mando y de la administración de la misma, a las órdenes directas del jefe del Tercio.

Los capitanes debían de ser de treinta años o poco más, solteros y no «traviesos, enamorados, jugadores y tahures» para evitar dar mal ejemplo a la tropa. Dado que mandaban a voluntarios profesionales, que, si lo estimaban oportuno, no vacilaban en cambiar de compañía, tenía que preocuparse por el bienestar de sus hombres, ya que estos se intentaban enrolar en las banderas más prestigiosas.*

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

 

*extractos de información extraídos de «De Pavía a Rocroi», de Julio Albi de la Cuesta

 

 

 

 

No clasificados 19,00  18,05  Añadir al carrito