Espada CARLOS V plateada

110,00 

Espada mandoble de Carlos V natural  revestida en plateado, envejecida y grabada. La inscripción Carlos V en la guarda hace referencia al monarca.

Esta espada manejada a dos manos (mano-doble) estaba ya dejando paso a las Espadas Roperas tan habituales durante el siglo XVI y XVII en todas sus estéticas formas.  Su peso habitual estaba entre los 2 y 3 kg  y con hojas de una longitud de aproximadamente 120 cm. La técnica de esgrima estaba basada sobre todo en corte y mucho menos en punta.

La Hoja de esta espada está hecha en acero inoxidable, templada y forjada para darle la robusted y elasticidad necesarias y pulida para eliminar impurezas y resaltar la belleza del conjunto.

  • Solo venta en España
SKU: TSR-ESP-001 Categorías: , ,

Descripción

Longitud: 103 cms

Peso: 1.4 kilos

Información adicional

Peso 1.300 kg
Dimensiones 125 × 20 × 20 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Espada CARLOS V plateada”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas aún. Sé el primero en hacer una pregunta acerca de este producto.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

Patagón de Brabante -1649
Patagón de Brabante -1649
Patagón de Brabante -1649

Réplica de Patagón de Brabante que era una moneda de plata de los Países Bajos. Los patagones de este tipo estaban acuñados en la Ceca de Amberes.

El Anverso de la considerable moneda (de unos 40mm de diámetro) representa los bastones de Borgoña o Cruz de San Andrés, sujetos en el centro por un eslabón de acero (briquet) del Toisón y del que pende el Vellocino de oro del propio Toisón de Oro, encima la corona real y a los lados la fecha 16 – 49.

En la parte más exterior de la moneda se observa la leyenda ‘PHIL · IIII · D · G · HISP ·  ET · INDIAR · REX · (Mano) ·’, que traducido del latín viene a significar: Felipe IV por la gracia de Dios, rey de las España y las Indias. En la parte superior se intuye una mano abierta, marca de Ceca de Amberes (actual Bélgica) perteneciente en la época española al Ducado de Brabante y Limburgo.

El Reverso muestra el escudo de Felipe IV, conteniendo las armas de Castilla, León, Aragón, Sicilia, Granada, Austria, antiguo y moderno de Borgoña, Brabante y escusones de Portugal (arriba) y Flandes – Tirol (abajo), rodeado por el collar de la Orden del Toisón. La leyenda es ‘· ARCHID · AVST · DVX · BVRG · BRAB · Zc’ , que en este caso se traduciría como Archiduque de Austria y Duque de Borgoña, Brabante, etcétera.

El patagón en las monedas de plata (también llamado soberano de plata), se empezó a utilizar en los Países Bajos Españoles por Isabel Clara Eugenia (hija de Felipe II) y su marido. El nombre viene dado por los españoles, que calificaron a la nueva moneda de “patacons”, aumentativo de Pataca ( del árabe bâtâqa) que eran pequeñas monedas de cobre circulantes en España y Portugal.

Resulta interesante apuntar que estos príncipes, tan fundamentalmente piadosos, son los primeros soberanos que suprimen completamente de sus monedas todas las inscripciones religiosas sustituyéndolas con sus nombres y sus títulos.

La Ceca Amberes viene representada por una marca de mano abierta. Y es que se dice y se cuenta que el nombre de la ciudad de  Amberes (Antwerpen) proviene de la leyenda de Silvio Brabo, cuya estatua puede verse en Plaza Mayor (Grote Markt). La leyenda cuenta que un gigante llamado Druoon Antigoon habitaba el río Escalda, cobrando un peaje a los barcos que quisieran pasar. Si un barco no pagaba, el gigante cortaba la mano del capitán y la arrojaba al río Escalda (Schelde). Un día, un centurión romano, cansado ya cortó la mano del gigante y la lanzó al río y de ahí surgió el nombre de Amberes (Antwerpen. Ant = Mano, Werpen = Lanzar).

El precio de un Patagón autético de este tipo, en función de su estado de conservación, supera sin dificultad los 200 euros.

No clasificados 8,50  Leer más
Cuerno de pólvora
Cuerno de pólvora
Cuerno de pólvora

Los recipientes para pólvora, fueron necesarios desde el inicio de la aparición de las primeras armas de fuego de avancarga en los campos de batalla y hasta la aparición de los primeros fusiles de percusión.

Inicialmente estaban construidos por asta de bóvido, conocidos como cuernos de pólvora, que podían tener también el mecanismo dosificador embutido, so carecer de él cuando son de construcción artesanal, tapándose con un simple corcho. Éstos se complementaban con los fabricados en metal, ya sea de cobre, latón o incluso plata que se conocen con el nombre de gualderas o polvoreras (podían a llegar a ser muy elaborados y lujosos. Estaban provistos de un dosificador para la pólvora).

Esta réplica está hecha de cuerno real con boquilla de latón dosificadora embutida. En el otro extremo, el cuerno se cierra con una tapa de madera. Se incluye una correa de cuero para poderlo llevar en bandolera. Al ser un material natural, los cambios en forma, medida y color son por lo tanto habituales.

No clasificados 20,00  Añadir al carrito
Mosquete de mecha
Mosquete de mecha
Mosquete de mecha

Todos los ejércitos europeos utilizaron mosquete con cerrojo. Eran herramientas de trabajo para los mosqueteros especialistas en este tipo de arma individual. Y más si cabe en los Tercios.

El cerrojo de mecha fue una revolución para las armas personales. La idea era en realidad sencilla acercar una mecha prendida al cañón del arcabuz. Esta se sujetaba con una abrazadera al cerrojo. Por medio de un mecanismo de palanca conectado al gatillo, la mecha encendida tocaba una bandeja sobre la que se colocaba pólvora que prendía rápidamente. A la altura de la bandeja, el cañón de acero estaba perforado y comunicaba con el alma de éste donde también había pólvora y encendiéndose, lo que disparaba el proyectil. Esto significaba que una única persona podía operar un arma que podía alcanzar al enemigo a mucha distancia (para los cánones de la época), no solo eso, el soldado era capaz de apuntar mientras apretaba el gatillo. Toda una revolución que cambió el modo de entender la guerra.

Esta reproducción de un mosquete de cerrojo de mecha (principios de siglo XVII) es perfecto para la recreación. Cuenta con un cañón de hierro sin perforar. Su culata de madera dura tiene un estilo decorativo en toda su longitud y un hermoso acabado. Las réplicas de armas de fuego están destinadas a la decoración o recreación. Un hermoso artículo para cada colección y un accesorio indispensable para los recreadores.

El cañón no está perforado dado que este producto es únicamente decorativo.

*Solo venta en Península. Para otros destinos, pregúntanos en attcliente@latiendadelostercios.com

No clasificados 675,00  Añadir al carrito
Tahalí de Cintura
Tahalí de Cintura
Tahalí de Cintura

Tahalí español con cinturón.

No clasificados 54,00  Añadir al carrito