Gran Duque de Alba a caballo

28,00 

Figura: Gran Duque de Alba a caballo con gran danés.

Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, Gran Duque de Alba,  el mejor General de su época. Es decir, de todo de Siglo XVI. Entero. No es baladí.

Fue el mayor héroe militar que España ha producido y uno de los primeros hombres destacados de su siglo. Un líder indiscutible (lee aquí 7 de sus fundamentos), duro, recio (aunque en este playmobil custom no lo parezca tanto) y respetuoso con sus hombres. Los discursos donde decía, «señores soldados», hacían de las delicias de los Tercios, sus tropas de élite.

El plazo de entrega:  entre 4 y 6 días.

 

 

 

 

SKU: TSR-FAM-018 Categoría:

Información adicional

Peso 0.25 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Gran Duque de Alba a caballo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas todavía, sé el primero en preguntar algo sobre este producto.

Productos que has mirado:

Capitán Alatriste
Capitán Alatriste

Figura: Capitán Alatriste. Playmobil Custom

«No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente». Seguramente ya sepáis de quien estamos hablando: Diego Alatriste, pero ahora en versión ‘custom’. Este personaje tiene revolucionado a todo amante del siglo XVII  por lo heroico de sus hazañas y lo crudo de la realidad que vive. En todo caso un perfecto acicate para profundizar en el Siglo más apasionante de la Historia de España (con permiso del XVI, y del XVIII. Bueno también del XIX, y del XX, y del …)

El plazo de entrega:  entre 4 y 6 días.

 

 

 

 

19,00  Añadir al carrito
Capellán
Capellán
Capellán

Figura: Capellán de los Tercios de Flandes.

 

 

 

19,00  Añadir al carrito
Mosquetero de los Tercios
Mosquetero de los Tercios

Figura: Mosquetero de los Tercios de Flandes. Playmobil Custom

Descripción: Figura Playmobil Custom, con sus inconfundibles «apóstoles» que llevaban la pólvora necesaria para un disparo de mosquete. El pesado mosquete al hombro y la horquilla en la otra mano. Poco a poco el mosquete fue tomando el relevo al arcabuz hasta hacerse dueño y señor de los campos de batalla.

Fue a partir de la década de 1560-70 que se introdujo de una manera definitiva el mosquete en el ejército, un arma superior al arcabuz que sólo había sido utilizada en la defensa de plazas. Concretamente, en 1567 el duque de Alba lo hizo adoptar a las unidades que llevó desde Milán a Bruselas en su recorrido por El Camino Español. Se pensaba que era un arma demasiado pesada para la infantería y hasta entonces no se había pensado distribuirlo a los infantes por parecer que la carga sería excesiva. Alba ordenó que cada compañía, fuese de piqueros o de arcabuceros, contase con quince mosqueteros.

Al ser más pesados y ser su cañón más largo que los de los arcabuces, necesitaba de una horquilla de sobre la que se apoyaba para apuntar. Este inconveniente era ampliamente compensado por sus mejores prestaciones en lo que se refiere a alcance, capacidad de penetración y calibre. (El modelo exacto de arma puede cambiar).

El plazo de entrega:  entre 4 y 6 días, habitualmente

 

 

 

 

No clasificados 20,00  Añadir al carrito
Capitán
Capitán

Figura: Capitán de los Tercios de Flandes. Playmobil Custom

Descripción: Figura Playmobil Custom. Viste banda roja, empuñando con elegancia espada de la que se pueden distinguir claramente su gavilanes y el guardamano. Luce cuello a la valona y sombrero de ala ancha con pluma roja.  El rojo de pluma y de la banda cruzada lo identifica como de nacionalidad española. La cruz en el pecho además lo designa como de la Orden de Santiago, honor al que solo unos pocos tenían acceso.

El Capitán era nombrado por el Consejo de Guerra o por el capitán general. Es decir el Maestre de Campo no podía elegir a sus inmediatos subordinados. El Capitán sí que elegía, sin embargo, a sus subordinados directos y enrolaba a la tropa, siendo el responsable del mando y de la administración de la misma, a las órdenes directas del jefe del Tercio.

Los capitanes debían de ser de treinta años o poco más, solteros y no «traviesos, enamorados, jugadores y tahures» para evitar dar mal ejemplo a la tropa. Dado que mandaban a voluntarios profesionales, que, si lo estimaban oportuno, no vacilaban en cambiar de compañía, tenía que preocuparse por el bienestar de sus hombres, ya que estos se intentaban enrolar en las banderas más prestigiosas.*

El plazo de entrega:  entre 4 y 6 días.

 

 

*extractos de información extraídos de «De Pavía a Rocroi», de Julio Albi de la Cuesta

 

 

 

 

No clasificados 19,00  Añadir al carrito