Infante Marina Español

14,00 

Los infantes de marina comprendían fusileros y granaderos, los primeros eran los más habituales y numerosos y daban el poder de fuego con sus mosquetes en los abordajes y combates navales. En la imagen un custom de infante de Marina español de mediados del siglo XVIII. Estos soldados no se consideraban marinos, sino soldados que combatían en un barco en vez de hacerlo en tierra, de ahí su uniformidad parecida a la del cuerpo terrestre. La diferencia más notable era la casaca siempre azul de los embarcados. La infantería de marina, aunque eran soldados y así se sentían, podían ser requeridos también para trabajos más acordes con la gente de mar.

Los enrolados en la Armada de Barlovento tenían como propósito principal proteger las posesiones y rutas mercantiles españolas en el Golfo de México y las llamadas “Islas de Barlovento”, que se encuentran en el Caribe, tanto de los enemigos europeos, como de los piratas y corsarios.

Plazo de entrega: entre 7 y 10 días

SKU: TSR-FAM-051 Categorías: ,

Descripción

“Custom” de un infante de marina español de mediados del siglo XVIII, encargados de la lucha contra los piratas.

 

 

Información adicional

Peso 0.25 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Infante Marina Español”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas aún. Sé el primero en hacer una pregunta acerca de este producto.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

Blas de Lezo y Cartagena de Indias
Blas de Lezo y Cartagena de Indias
Blas de Lezo y Cartagena de Indias

Cartagena de Indias, primera escala de la ruta de la Flota de Indias y principal puerto del virreinato de Nueva Granada, fue siempre un objetivo codiciado por piratas y corsarios. Desde finales del siglo XVII, sin embargo, fueron las armadas enemigas de la Corona española quienes pusieron sus miras en la ciudad. El ataque británico de 1741 fue la mayor amenaza que afrontó la ciudad. Con una opinión pública enfervorizada por el espíritu mercantilista y deseosa de poner fin al monopolio español en América, el gobierno de Horace Walpole envió contra Cartagena la mayor expedición anfibia organizada hasta entonces por Gran Bretaña.

Vernon, un oficial curtido, pero con intereses políticos en juego, tenía frente a sí un verdadero desafío geográfico y climático. Además de los defensores, capitaneados por hombres no menos duchos en su oficio como Blas de Lezo y Sebastián de Eslava –dos fuertes personalidades en pugna–, la difícil orografía de la bahía cartagenera y las enfermedades tropicales que proliferaban en el ambiente jugarían en contra de los británicos. Walpole estaba en lo cierto cuando afirmó que los mismos que festejaban la declaración de guerra a España se vestirían de luto poco después. La batalla de Cartagena de Indias llevó la guerra al continente americano a una escala nunca vista hasta entonces, y su categórico desenlace puso fin de forma definitiva a las ansias expansionistas de Gran Bretaña en la América hispana.

No clasificados 7,00  Añadir al carrito
Bernardo de Gálvez
Bernardo de Gálvez

Custom que representa a Bernardo de Gálvez que representa la voluntad y la importancia de ayudar a los Estados Unidos en su independencia de Inglaterra.

Dos documentos, localizados por la Asociación Cultural Bernardo de Gálvez de Málaga, con fecha 8 de mayo de 1783, aniversario de la batalla de Pensacola, acreditaban el agradecimiento del Congreso de los EE. UU. a la ayuda que el Reino de España prestó al pueblo norteamericano. Incluían el deseo de honrar a Don Bernardo de Gálvez con un retrato en el Capitolio en reconocimiento a su destacada participación en la guerra de Independencia de los Estados Unidos.

España apoyó desde el principio la guerra de Independencia de los Estados Unidos mediante Bernardo de Gálvez, como gobernador de la Luisiana, quien negoció directamente con Thomas Jefferson (“Padre de la Patria” en USA) entre otros. En su honor se erige una Estatua a Bernardo de Gálvez junto a las Estatuas de los Libertadores en Washington D. C.

Para saber más, Bernardo de Gálvez de Editorial EDAF.
Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

No clasificados 25,23  Añadir al carrito
Dragón de Cuera. Presidio de San Diego
Dragón de Cuera. Presidio de San Diego
Dragón de Cuera. Presidio de San Diego

Custom de un Dragón de Cuera destinado al Presidio de San Diego en California.

El Presidio de San Diego se encuentra inscrito como un Hito Histórico Nacional en el Registro Nacional de Lugares Históricos de los Estados Unidos de América desde el 15 de octubre de 1966.

Incluye los accesorios que están en la fotografía.

Plazo de entrega: entre 7 y 10 días

No clasificados 25,00  Añadir al carrito
Capitán
Capitán

Figura: Capitán de los Tercios de Flandes. Playmobil Custom

Descripción: Figura Playmobil Custom. Viste banda roja, empuñando con elegancia espada de la que se pueden distinguir claramente su gavilanes y el guardamano. Luce cuello a la valona y sombrero de ala ancha con pluma roja.  El rojo de pluma y de la banda cruzada lo identifica como de nacionalidad española. La cruz en el pecho además lo designa como de la Orden de Santiago, honor al que solo unos pocos tenían acceso.

El Capitán era nombrado por el Consejo de Guerra o por el capitán general. Es decir el Maestre de Campo no podía elegir a sus inmediatos subordinados. El Capitán sí que elegía, sin embargo, a sus subordinados directos y enrolaba a la tropa, siendo el responsable del mando y de la administración de la misma, a las órdenes directas del jefe del Tercio.

Los capitanes debían de ser de treinta años o poco más, solteros y no “traviesos, enamorados, jugadores y tahures” para evitar dar mal ejemplo a la tropa. Dado que mandaban a voluntarios profesionales, que, si lo estimaban oportuno, no vacilaban en cambiar de compañía, tenía que preocuparse por el bienestar de sus hombres, ya que estos se intentaban enrolar en las banderas más prestigiosas.*

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

 

*extractos de información extraídos de “De Pavía a Rocroi”, de Julio Albi de la Cuesta

 

 

 

 

No clasificados 19,00  Añadir al carrito