Maletín pirata

24,50 

Los piratas desarrollaron su actividad en el Caribe durante decenas de años (con la connivencia y amparo de la autoridades inglesas que nunca es tarde para explicarle esto a los hijos…).  Durante todos esos años fueron los soldados españoles los que lucharon y vencieron en innumerables ocasiones a estos temibles personajes que sembraban de terror la costa que pisaban.

La figura de PlayMobil de 7.5 cm de altura es la piedra angular de este sistema de juego creativo, ganador de numerosos premios internacionales. El rol de juego imaginativo con temáticas modernas e históricas fascina a niños y niñas y está muy bien valorado por padres y educadores.

Hay existencias

SKU: TSR-PLA-010 Categorías: ,

Descripción

Maletín Playmobil serie Pirata. Con un temible pirata y un más temible todavía Tercio español

Edad mínima recomendada: 4 – 10 años (por el fabricante)
Número de modelo: 5894
Número de piezas: 37
Montaje necesario:
Tipo(s) de material: plástico
Composición del Material: 95% plástico, 5% metal

Información adicional

Peso 0.250 kg
Dimensiones 24.9 × 21.1 × 5.1 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Maletín pirata”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas aún. Sé el primero en hacer una pregunta acerca de este producto.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

Rodelero
Rodelero
Rodelero

Figura: Rodelero de los Tercios de Flandes. Playmobil Custom

Descripción: Figura Playmobil Custom. Viste peto, pañuelo rojo indicativo de Tercio español, empuñando espada, rodela y morrión característico de la época. Los rodeleros debían ir fuertemente armados asumiendo que la ventaja que perdían en la ligereza de movimientos la ganaban en el poder acercarse a luchar a distancia de la hoja de la espada pues una vez pasadas «las primeras puntas de las picas» no era difícil vencer al piquero.

La rodela cubría la espada cuando las manos estaban ocupadas con pica y arcabuz, pero cuando se peleaba a espada, por ejemplo en el asalto a una plaza o en un golpe de mano, era de considerable utilidad. Para algunas misiones, como el reconocimiento de una brecha, el morrión y la rodela, a prueba de bala, se estimaban imprescindibles, a pesar de su considerable peso.*

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

 

*extractos de información extraídos de “De Pavía a Rocroi”, de Julio Albi de la Cuesta

 

 

19,00  Añadir al carrito
Tercios del Mar
Tercios del Mar

Los Tercios, habitualmente relacionados con Tierra, se suben a los barcos para extender su leyenda. Eso genera unas nuevas experiencias que se van a proyectar en el tiempo y que la autora analiza con detalle. Ese detalle hace que esta sea una obra más bien de consulta que posee numerosa referencia y bibliografía.

El análisis de la organización naval de los Austrias entronca con los Tercios, durante el periodo que estos estuvieron activos, y de su análisis, surgen los que luego se llamarán los Infantes de Marina. Herederos de aquellos Tercios que vieron en jornadas como la de Lepanto o de Salvador de Bahía lo útil de estandarizar, profesionalizar y mantener aquella mezcla tan interesante entre la infantería de élite y la marinería.

Es una lectura amena y de fácil asimilación, la de este libro. Siempre y cuando se establezca como base el interés del lector sobre el tema. Un interés que además debería llevar aparejado cierto conocimiento de la época porque hay continuas referencias históricas, necesarias por otra parte, para encajar el hilo argumental.

Pero no se me echen atrás, porque en realidad esa conexión entre tierra y mar, entre continentes y océanos era el día a día de la Monarquía Hispánica en aquellos siglos, así que entender esto es clave para valorar adecuadamente la magnitud de la obra que aquellos españoles protagonizaron durante más de tres siglos.

Ya solo la introducción, en 13 hojas, nos ayuda a esto a la vez que da medida del trabajo de consulta titánico y complejo de destilar, muy bien resuelto, a nuestro humilde entender. Un hilo argumental sereno y bien armado, con poso, de esos que se tejen con el paso del tiempo, la lectura, la investigación y la reflexión.

No exento de afirmaciones que podrían albergar debates: «Felipe III recibe una monarquía sin vertebración (p.51)», que en todo caso debe ayudar al lector a estar siempre atento y a confiar en sus escritores de referencia pero siempre con ánimo «inquisidor» (confía como comprueba).

Para muestra un ejemplo: En un momento del libro se habla del escorbuto como unos de los grandes problemas de la vida en el mar sin nombrar a fray Agustín Farfán que en 1579 ya publicó sobre cómo tratar esta enfermedad que para los españoles no era un problema (El Galeón de Manila, por poner un ejemplo, cargaba cítricos para evitar esta enfermedad). Y sin embargo sí nombra a James Lind con su tratado sobre esta enfermedad de 1753 y el gran problema que solucionó para la marina real inglesa (¡¡en 1753!!).

No es un libro de exaltación ni de todo lo contrario. De hecho habla de jornadas aciagas (Las dunas, o la Gran Armada), que por otra parte restan valor a lo aportado por los infantes de marina porque no son encuentros donde ellos fueran relevantes. El texto en su conjunto muestra que pese a todas las dificultades (tecnológicas, económicas, logísticas, sanitarias,…) la infantería de marina, los Tercios del Mar, fueron una creación española que ha sobrevivido el paso de los tiempo. Y lo ha hecho porque ha demostrado que sigue siendo útil para la defensa de territorios y mares la combinación integrada de tierra y mar en unos soldados de élite.

 

Recomendable para… Aquellas personas que gusten del siglo XVI y XVII y de los Tercios, que ampliarán su conocimiento sobre cómo se transformaron en Infantes de Marina. También para aquellos que quieran comprender sobre la complejidad de organizar la defensa global de un Imperio que se repartía por todo el mundo, donde continentes y océanos debían analizarse conjuntamente. Muy bien también como libro de consulta, de búsquedas de referencias sobre el tema y para complementario a otras lecturas, pasadas o futuras.

 

El Veedor

No clasificados 24,90  Añadir al carrito
El Gran Capitán ecuestre
El Gran Capitán ecuestre

Con él empezó todo. Don Gonzalo Fernández de Córdoba (1453-1515) consiguió numerosos triunfos y condecoraciones sirviendo a los Reyes Católicos como Capitán General de los Reales Ejércitos de Castilla y Aragón, Capitán General de la compañía expedicionaria al Nápoles y Lugarteniente General de Apulia y Calabria. Su mando fue determinante en la Guerra de Granada, en las Guerras de Italia en la Guerra Turco-veneciana. Su manera de entender el arte de la guerra llevaría a las reformas necesarias en el ejército que propiciarían la creación de los Tercios.

Con este currículum, ¿cómo va a faltar entre tus favoritos viniendo como viene, además, a caballo?

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

 

No clasificados 25,00  Añadir al carrito
Francisco Pizarro
Francisco Pizarro

Francisco Pizarro González, sí con -ez final. De cuando la Generación ‘ezeta’ abría caminos, por tierra y por mar, y ponía en el mapa Continentes y Océanos enteros.

Francisco Pizarro, en versión Playcustom, es la viva imagen del arrojo y la inteligencia, de la dureza y del tesón que le dio la tierra que le vio nacer, Extremadura. Siguiendo la estela de su tío, Hernán Cortés, conquistó junto con otro puñado de hombres ‘ezeta’ el Imperio Inca en base a alianzas con tribus locales que vieron en aquellos españoles una oportunidad para liberarse.

No me digáis que no molan… :-)

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

No clasificados 19,00  Añadir al carrito
Lote Ambrosio Spinola
Lote Ambrosio Spinola

Ambrosio Spínola, duque de Sesto, marqués de los Balbases, caballero de la Orden de Santiago y del Toisón de Oro, Capitán General del ejército de Flandes, Grande de España (1569-1630)… Héroe de Breda -seguro que lo habéis visto en el cuadro de Velázquez-,fue toda una leyenda que se hizo valer en numerosos conflictos y alcanzó un prestigio sin igual. Su fama ha trascendido los siglos y hoy evocar su nombre es evocar la eficiencia y el buen mando. Por si eso fuera poco hasta en una serie sobre viajes en el tiempo (ya sabéis cuál os decimos) aparecía como jefe de operaciones militares de determinado ministerio.

Con estos antecedentes, con esta fama, con este prestigio es lógico que lo tengas en tu colección. El nuestro, además, viene acompañado de un tambor, mosqueteros y, por supuesto, de la famosa bandera de su Tercio.

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

Por vacaciones, se servirán a partir del 15 de julio

No clasificados 70,00  Añadir al carrito
Lote de 2 arcabuceros
Lote de 2 arcabuceros
Lote de 2 arcabuceros

Los arcabuceros se hicieron imprescindibles desde el glorioso episodio de la batalla de Pavía. Fueron una de las piezas fundamentales de los Tercios ya fuese en batalla (debidamente resguardado por picas) o en incursiones y encamisadas. Un buen arcabucero era capaz de ser letal a más de doscientos pasos de distancia y su prestigio era tal que en 1538 se tuvo que limitar el número de estos soldados por tercio ya que muchos aspirantes intentaban sentar plaza como arcabucero.

Dicho esto es normal que necesites tener uno entre tus soldados, así que aquí tienes no uno, sino dos, porque un buen tirador nunca está de más.

 

Nota: El modelo exacto de arma puede cambiar.

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

36,00  Añadir al carrito