Mosquete de mecha

675,00 

Todos los ejércitos europeos utilizaron mosquete con cerrojo. Eran herramientas de trabajo para los mosqueteros especialistas en este tipo de arma individual. Y más si cabe en los Tercios.

El cerrojo de mecha fue una revolución para las armas personales. La idea era en realidad sencilla acercar una mecha prendida al cañón del arcabuz. Esta se sujetaba con una abrazadera al cerrojo. Por medio de un mecanismo de palanca conectado al gatillo, la mecha encendida tocaba una bandeja sobre la que se colocaba pólvora que prendía rápidamente. A la altura de la bandeja, el cañón de acero estaba perforado y comunicaba con el alma de éste donde también había pólvora y encendiéndose, lo que disparaba el proyectil. Esto significaba que una única persona podía operar un arma que podía alcanzar al enemigo a mucha distancia (para los cánones de la época), no solo eso, el soldado era capaz de apuntar mientras apretaba el gatillo. Toda una revolución que cambió el modo de entender la guerra.

Esta reproducción de un mosquete de cerrojo de mecha (principios de siglo XVII) es perfecto para la recreación. Cuenta con un cañón de hierro sin perforar. Su culata de madera dura tiene un estilo decorativo en toda su longitud y un hermoso acabado. Las réplicas de armas de fuego están destinadas a la decoración o recreación. Un hermoso artículo para cada colección y un accesorio indispensable para los recreadores.

El cañón no está perforado dado que este producto es únicamente decorativo.

*Solo venta en Península. Para otros destinos, pregúntanos en attcliente@latiendadelostercios.com

SKU: TSR-REC-075 Categorías: ,

Descripción

Realizado en una pieza de madera de pino sin nudos, cañón de hierro
Sistema de disparo no articulado realizado pieza por pieza y ensamblado a mano.
Cantonera metálica en culata.

Hecho en España por artesanos.

Posibilidad de personalización: Iniciales gravadas, punzonado con dibujos en la caja de disparo,… dinos en qué estás pensando en attcliente@latiendadelostercios.com

Detalles:
– Longitud total: aprox. 150 cm
– Peso aproximado. 2.7 kg

Atención: Producto no funcional.

Información adicional

Dimensiones 160 × 30 × 15 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mosquete de mecha”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas aún. Sé el primero en hacer una pregunta acerca de este producto.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

pistola de chispa, siglo XVII-XVIII
pistola de chispa, siglo XVII-XVIII
pistola de chispa, siglo XVII-XVIII

El virreinato español de Nueva España  amplió sus territorios durante el siglo XVII y XVII, cubriendo en gran medida lo que ahora es Texas, estableciendo poblaciones para asentar la población en base a misiones católicas y presidios militares (fuertes). El objetivo de los misioneros era evangelizar a los indios americanos e introducirlos a la civilización facilitando al integración gracias a los oficios. Los soldados estacionados en los presidios protegían las misiones, pero también exploraban el país, habilitando nuevas rutas y conduciendo convoys de suministros, llevando el correo y escoltando a misioneros, colonos y comerciantes.

A fines de la década de 1700, los españoles decidieron consolidar sus asentamientos en torno a dos presidios principales en San Antonio y La Bahía. También comenzaron a reemplazar los equipos militares más antiguos con brazos de caballería ligera, como la pistola de chispa de la que mostramos una fotografía que se guarda en el museo de historia militar de Texas. La pistola original, de ánima lisa, disparaba una bola de plomo de calibre 72. Operar la pistola requería paciencia y práctica. Hacerlo cuando te atacaban, mente fría y movimientos ágiles y certeros. El soldado cargaba, con mano firme, la pólvora tanto en el hocico como en la cazoleta antes de meter una bola en la boca. A pesar de las complicaciones de su uso, esta tecnología se mantuvo en uso durante casi dos siglos.

349,90  Leer más
Morrión
Morrión
Morrión

Morrión, casco emblemático de los Tercios, cuyo nombre lo toma de la palabra española morra (corona en la cabeza) fue empleado principalmente durante los siglos XVI y XVII, coincidiendo temporalmente con la hegemonía militar española y en concreto con los Tercios.

El morrión aunque coexistió con los capacetes y borgoñotas seguramente es una mejora de los primeros, con el añadido del ala ancha y abarquillada así como de la cresta.

La forma de media almendra del morrión, al igual que el capacete, permite que resbalen los golpes verticales y las alas más anchas mejoran la protección de la cara, orejas y cogote. La cresta trabaja de viga, como ocurre con el casco Adrián francés de la Primera Guerra Mundial también utilizado en nuestra Guerra Civil.

Para saber más de los morriones pincha aquí.

¡¡Hay disponibilidad!! ¡No te quedes son el tuyo!

73,00  Añadir al carrito
Espada Ropera de Lazo
Espada Ropera de Lazo
Espada Ropera de Lazo

Esta es una réplica muy hermosa de una ropera española con empuñadura de lazo muy utilizadas en el siglo XVI, con una empuñadura está hecha con hueso.

Con el principio de la Edad Moderna, las hojas se hicieron más largas y más finas porque el trabajo del metal se especializó (el acero de Toledo es un ejemplo, mucho más resistente y ligero que otras aleaciones utilizadas en las espadas). Con el material utilizado, se fueron adaptando las técnicas de combate. Así, de espadas cuyo objetivo principal era cortar y romper carne y huesos con la hoja se fue pasando, de la mano de la tecnología en metales y técnicas de lucha adaptadas a esos nuevos materiales (como la técnica española Verdadera Destreza) a herir mortalmente al adversario con la punta de la espada (aunque la hoja también cortaba lógicamente).

Como consecuencia del uso de nuevos materiales, la espada se fue estilizando y reemplazando por unas más livianas y elegantes. El lazo se añadió para proteger la mano de la punta de la espada del contrario con lo que su función era de protección. Dada la evidente belleza que podía alcanzar el lazo, rápidamente se convirtió en un elemento, la espada, que daba empaque a quien la llevaba.

La moda llamaba a las puertas, de hecho se le llama espada ropera porque se utilizaba como un complemento de la ropa y llegado el momento, y también en función del momento y lugar donde se utilizara, incluso más usada por moda, como arma de defensa personal (que también).

*Solo venta en España

 

No clasificados 135,00  Añadir al carrito
peto con grabados
peto con grabados
peto con grabados

peto con arnés de acero y grabados.

Réplica usable de una armadura de acero. Incluye dos tiras que se cruzan en la espalda, ajustables en tamaño mediante hebillas.

El arnés está adornado con hermosos grabados y también cuenta con remaches de latón decorativos a lo largo de los bordes. Las sisas bien dimensionadas proporcionan espacio suficiente para que los brazos se muevan libremente.

No clasificados 126,00  Añadir al carrito