Mosquetero de los Tercios

20,00 

Mosquetero de los Tercios de Flandes, playmobil Custom, con sus inconfundibles “apóstoles” que llevaban la pólvora necesaria para un disparo de mosquete. El pesado mosquete al hombro y la horquilla en la otra mano. Poco a poco el mosquete fue tomando el relevo al arcabuz hasta hacerse dueño y señor de los campos de batalla.

Fue a partir de la década de 1560-70 que se introdujo de una manera definitiva el mosquete en el ejército, un arma superior al arcabuz que sólo había sido utilizada en la defensa de plazas. Concretamente, en 1567 el duque de Alba lo hizo adoptar a las unidades que llevó desde Milán a Bruselas en su recorrido por El Camino Español. Se pensaba que era un arma demasiado pesada para la infantería y hasta entonces no se había pensado distribuirlo a los infantes por parecer que la carga sería excesiva. Alba ordenó que cada compañía, fuese de piqueros o de arcabuceros, contase con quince mosqueteros.

Al ser más pesados y ser su cañón más largo que los de los arcabuces, necesitaba de una horquilla de sobre la que se apoyaba para apuntar. Este inconveniente era ampliamente compensado por sus mejores prestaciones en lo que se refiere a alcance, capacidad de penetración y calibre. (El modelo exacto de arma puede cambiar).

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

SKU: TSR-FAM-032 Categorías: ,

Información adicional

Peso 0.25 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mosquetero de los Tercios”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas aún. Sé el primero en hacer una pregunta acerca de este producto.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

Milagro de Empel
Milagro de Empel

Entre el 7 y el 8 de diciembre de 1585, el Tercio del Maestre de Campo Francisco Arias de Bobadilla luchaba a la desesperada contra una escuadra de las Provincias Unidas en lo único que quedaba de la isla de Bommel, el monte de Empel. Al cabar una trinchera un soldado encuentra una tabla con la imagen de la Virgen María. Tomado el suceso como una señal los españoles, ayudados por un oportuno temporal, sacan fuerzas de flaqueza y logran vencer. Este conjunto de figuras conmemora el hecho que, además, haría de la Inmaculada Concepción nuestra patrona… ¿Y te vas a quedar sin él?

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días  

No clasificados 60,00  Añadir al carrito
Pack Pirata + Infante Marina
Pack Pirata + Infante Marina
Pack Pirata + Infante Marina

Dúo custom compuesto por un pirata y un aguerrido infante de marina español.

Los infantes de marina de España eran sus verdaderos enemigos de los piratas en aquellos mares del Caribe desde el siglo XVI a finales del siglo XVIII (y no los ingleses, que les dieron cuartelillo hasta bien entrado el siglo XVIII y solo cuando también empezaron a atacar el comercio inglés…).

Incluye los accesorios que están en la fotografía.

Plazo de entrega: entre 7 y 10 días

No clasificados 22,00  Añadir al carrito
El Gran Capitán ecuestre
El Gran Capitán ecuestre

Con él empezó todo. Don Gonzalo Fernández de Córdoba (1453-1515) consiguió numerosos triunfos y condecoraciones sirviendo a los Reyes Católicos como Capitán General de los Reales Ejércitos de Castilla y Aragón, Capitán General de la compañía expedicionaria al Nápoles y Lugarteniente General de Apulia y Calabria. Su mando fue determinante en la Guerra de Granada, en las Guerras de Italia en la Guerra Turco-veneciana. Su manera de entender el arte de la guerra llevaría a las reformas necesarias en el ejército que propiciarían la creación de los Tercios.

Con este currículum, ¿cómo va a faltar entre tus favoritos viniendo como viene, además, a caballo?

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

No clasificados 25,00  Añadir al carrito
Lote de 2 arcabuceros
Lote de 2 arcabuceros
Lote de 2 arcabuceros

Los arcabuceros se hicieron imprescindibles desde el glorioso episodio de la batalla de Pavía. Fueron una de las piezas fundamentales de los Tercios ya fuese en batalla (debidamente resguardado por picas) o en incursiones y encamisadas. Un buen arcabucero era capaz de ser letal a más de doscientos pasos de distancia y su prestigio era tal que en 1538 se tuvo que limitar el número de estos soldados por tercio ya que muchos aspirantes intentaban sentar plaza como arcabucero.

Dicho esto es normal que necesites tener uno entre tus soldados, así que aquí tienes no uno, sino dos, porque un buen tirador nunca está de más.

 

Nota: El modelo exacto de arma puede cambiar.

Plazo de entrega:  entre 7 y 10 días

40,00  Añadir al carrito