set de cubiertos de forja

28,00 

Cuchara, el utensilio más antiguo. La palabra “cuchara” proviene del latín ‘cochlea’ que significa “caracol” o “concha de molusco” y es uno de los utensilios más antiguos del planeta que se han utilizado para comer, cuyo origen se remonta a tiempos paleolíticos.

El verdadero invento sucede cuando se le añade un mango a los recipientes. a evidencia arqueológica sugiere que las cucharas con mangos fueron utilizados para fines religiosos por los antiguos egipcios en el año 1000 aC.

El diseño de la cuchara ha cambiado a lo largo del tiempo, sin embargo podríamos decir que desde el siglo XVIII ha conseguido una forma estándar como elemento básico de mesas con una amplia gama de diseños y materiales.

Los cuchillos de mesa se ​​introdujeron alrededor de 1600. Sin embargo la idea de comer en familia con un arma en la mesa era un tanto desaprobada por lo que el tenedor comenzó a ganar más popularidad que el cuchillo.

Tenedor, el instrumento del diablo, con un inicio algo afectado y cursi
La adquisición más reciente a la familia de los cubiertos es el tenedor. La palabra viene del latín furca

El tenedor funda costumbre en el úl­timo cuarto del siglo XVI (hacia 1580), según el libro Description de l’isle des Hermaphro­dites –panfleto contra las maneras de la corte de Enrique III, mo­narca tachado de afeminado– donde se habla irónicamente del em­pleo del tene­dor para pinchar la carne y la ensalada («quelque dif­ficile que se fût»). ¿Por qué razón llegó a incorporarse como utensi­lio de mesa? Se cree que debido a otro uso de corte: la am­plia gola que usaba el rey Enri­que III de Francia († 1589) era un impedimento para llevar con las ma­nos la comida a la boca; el te­nedor acabó facilitando esa faena. A partir de este momento se mencionan cubiertos com­pletos, compuestos de cuchara, cuchillo y tenedor. Son famosos y valiosos los te­nedores del siglo XVI con­servados en distintos mu­seos europeos, como el del Louvre.

El rey español Felipe III († 1621), a través de su valido Francisco de Sandoval, pro­movió el uso del tenedor, conocido en España, según el número de púas, con el nombre de horquilla, bidente, tridente y cuadrigirlo.

Cuando hacia la segunda mitad del siglo XVII se consolida su uso en la sociedad de corte (como la de Luis XIV, quien por cierto seguía comiendo con los dedos), las gentes pudientes que viven en pro­vincias desean informarse de las costum­bres y usos allí vigentes y adoptan también su utilización.

 

y en la mesa…

Los enseres que la España medieval ponía en la mesa eran bas­tante rudimen­tarios: a la derecha el gañivete (cuchillo de cabo agudo) y el cubilete (o copa para las bebidas), a la izquierda el pan y la cuchara, la es­cudilla (taza de madera sin asa) para las viandas lí­quidas o menos sólidas, el paño (o servilleta) en el hombro iz­quierdo. Al principio la sopa se bebe en la sopera común; después, hacia el siglo XVI, las maneras corteses prescriben servirse de la cuchara –probablemente entre varios comensales se utilizaba una sola –. Era frecuente que cada dos personas usaran el mismo plato, especialmente las parejas de enamorados y los esposos. El pan podía servir de plato si era cortado en grandes rebanadas, so­bre las cuales se servía la carne o el pescado.

Fuentes:
http://www.animalgourmet.com/
http://regusto.es/

SKU: TSR_REC_053 Categorías: ,

Descripción

Conjunto de cubiertos de viaje hechos en hierro forjado a mano con asas retorcidas y guardado en bolsa de cuero.

Incluyes:

· cuchillo (20.5 cm),
· cuchara (16 cm),
· tenedor (17.5 cm)
· punzón (14.5 cm).
· bolsa de piel para llevar en el cinturón.

Es hierro forjado no es inoxidable.

Atención: disponible de 1-2 semanas puesto que se hacen bajo pedido.

Información adicional

Peso 0.750 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “set de cubiertos de forja”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas y respuestas de los clientes

  1. 0 votos
    Respondido por el admin En principio su uso es estético, pero son de metal, por lo que se podrían, con cuidado, utilizar. El cuidado, secarlos bien porque no tienen tratamiento para el óxido.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

Chaleco en cuero «Tercio de Flandes»
Chaleco en cuero «Tercio de Flandes»
Chaleco en cuero «Tercio de Flandes»

Este tipo de chalecos eran muy utilizados durante el siglo XVI y XVII. Combinaba cierta protección como la de una armadura pero con la comodidad de movimientos de una prenda de piel. Además de aportar elegancia y buen tacto.

Características: Chaleco realizado en serraje.

Talla «S» para medidas de pecho entre 95 y 110 cm.
Talla «M» para medidas entre 110 y 120 cm.
Talla «L» para medidas entre 120 y 130 cm.

Todas las tallas son aptas para personas de una altura entre 1,70 y 1,95 cm de altura.

 

No clasificados 155,00  Seleccionar opciones
Chambergo
Chambergo
Chambergo

El chambergo es un sombrero blando de copa relativamente baja con una o las dos alas dobladas y sujetas a la copa con presillas o broches. Puede incorporar también galones y plumas.

Es un sombrero acampanado de ala plana y ancha. Tocado característicos de las tropas españolas de Flandes estaba hecho de fieltro y se distinguía por tener el ala que se sujetaba a veces con un botón que se llamaba presilla. El chambergo era un tocado con esta peculiar característica ya que facilitaba la visión aún teniendo el ala ancha para cubrirse tanto de la lluvia como del sol.

Desde el ámbito militar se difundió por el resto de la sociedad española tal y como se mostraba en «El caballero del chambergo» realizado por Nicolás de Villacís en 1662. De fieltro y adornado, a veces, con pluma, se generalizó en España donde adquirió el nombre de ‘chambergo’ y con el cual se apodaron indistintamente todos los sombreros de ala ancha y que ostentaban plumas, incluso para sombreros anteriores a la fecha de su introducción. Así la palabra ‘chambergo’, generada en la población española durante finales del siglo XVII, alude a esos sombreros que los Tercios utilizaban en Flandes mucho antes de que la palabra asentara sus reales en los libros de texto.

Plazo de Entrega: de 15 a 20 días

No clasificados 44,00  Seleccionar opciones
Brazales (2) de cuero
Brazales (2) de cuero
Brazales (2) de cuero

Este brazal o brazalete está realizado artesanalmente en cuero de 2mm ribeteado en piel y ajustable mediante tres correas. Las Medidas de brazo para este brazal son: muñeca de 20 a 25 cm.; Antebrazo de 23 a 35 cm.; Largo del brazalete 22 cm.

Los brazales tenía la función de proteger los brazos de las heridas sobretodo las provocadas por las picas. Los Tercios los utilizaban metálicos y que cubrieran todo el brazo para resistir mejor las lanzadas que venían de las picas enemigas. Éstos brazales en cuero son por lo tanto de una época un poco anterior y no son habituales en las recreaciones históricas de los Tercios.

En el precio se incluyen DOS brazaletes.

Posibilidad de realizar variación en colores y medidas, consúltanos en caminoespanol @ gmail.com

 

40,00  Añadir al carrito
Los Tercios
Los Tercios
Los Tercios

Desde las ardientes arenas de Berbería hasta los fríos canales de Flandes, los Tercios de la Monarquía Hispánica dominaron los campos de batalla del mayor imperio de la Edad Moderna durante siglo y medio. En Los Tercios de Jordi Bru (Pamplona, 1967), la mirada fotográfica de este artista de nuestro tiempo reconstruye con precisión artesanal la riquísima historia de estos soldados, no solo españoles, sino también italianos, alemanes, valones… La cotidianidad y sus múltiples avatares, desde el juego hasta la religión, la relación con la población civil, la versatilidad táctica, el armamento, la meticulosa logística y la multiplicidad de frentes en los que actuaron los Tercios quedan plasmados en las creaciones de Jordi Bru, que, a partir de múltiples fotografías tomadas en reconstrucciones históricas, como la célebre Slag om Grolle o Jaca, construye atmosféricas escenas de batalla y de vida cotidiana jalonadas por docenas de pequeños detalles.

Tras cada una de estas reconstrucciones se oculta un cuidadoso proceso de documentación que garantiza la exactitud de los detalles de acuerdo con lo que nos cuentan las crónicas que sucedió. En este volumen recogemos veintisiete creaciones de Bru dedicadas a los Tercios, cada una de ellas acompañada por un texto de Àlex Claramunt Soto, director de Desperta Ferro Historia Moderna y especialista en los siglos XVI y XVII. Las escenas sumergen al lector en la época y lo aproximan a las ricas historias de batallas, asedios, escaramuzas y otros hechos de armas que encierran, así como a los múltiples pequeños detalles que nos desvelan cómo vivieron –y cómo murieron– los soldados del Rey Católico, y nos permiten comprender, además, cómo fue posible que estos soldados, pese a sus muchos enemigos en tres continentes, mantuviesen durante largas décadas la hegemonía mundial de la Monarquía de España.

No clasificados 24,95  Añadir al carrito
Apóstol
Apóstol
Apóstol

Hecho en madera de haya es totalmente funcional. El hueco mide 8 centímetros de profundo y un centímetro de diámetro. En cuanto al tamaño la altura del recipiente total es de 12 centímetros y 4 en su parte mas ancha.

No clasificados 13,00  Añadir al carrito
¡Oferta!
Camisa de época cuello lechuguilla
Camisa de época cuello lechuguilla
Camisa de época cuello lechuguilla

Camisa de estilo renacentista, al uso de los Tercios de Flandes y en realidad de todo hijo de vecino en aquella época. Con mangas voladas o anchas que cierran en el puño con cordones. La prenda es larga a modo de camisón y el ajuste en el cuello se hace también a modo típico de la época, esto es, con cordón cruzado.

La mejor manera de lucir como buen hidalgo por tierras de Flandes, o por cualquiera otra, es con una camisa a medida así que os pediríamos tres datos para que la camisa os quede con la elegancia debida: Centímetros de contorno de pecho, de hombro a entrepierna y de hombro a muñeca.

Por cierto, estas camisas no están hechas en Flandes (ni en China…) son confeccionadas por artesanos españoles. El plazo de entrega puede variar, orientativamente, entre una y dos semanas (claro que, si puede ser menos, será menos).

A modo orientativo las tallas irían tal que así:

Talla «S» para medidas de contorno de pecho entre 95 y 110 cm.
Talla «M» para medidas de contorno de pecho entre 110 y 120 cm.
Talla «L» para medidas de contorno de pecho entre 120 y 130 cm.

para cualquier duda, hacednos llegar un mail a:     latiendadelostercios @ gmail.com

No clasificados 48,40  25,00  Seleccionar opciones