Tahalí de Cintura

54,00 

Tahalí español con cinturón.

SKU: TSR-REC-062 Categorías: ,

Descripción

Realizado en piel de vacuno de unos 2 mm de grosor.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Tahalí de Cintura”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas y respuestas de los clientes

No hay preguntas aún. Sé el primero en hacer una pregunta acerca de este producto.

Enviarme una notificación por cada nueva respuesta

Productos que has mirado:

Armadura de coselete
Armadura de coselete
Armadura de coselete

Réplica de armadura utilizada durante el siglo XVI y XVII por los Tercios españoles. Los que usaban de esta armadura eran llamados coseletes y ésta se componía de un peto (que protege la parte delantera del torso), espaldar (que protege la espalda) y dos escarcelas (que protegían las partes altas de las piernas). Aunque cualquier soldado de los tercios podía portar esta armadura, la necesidad de ligereza y facilidad de movimientos acabó haciendo de esta armadura la típica de los alférez; portadores de las banderas. Éstos al no poder batirse, necesitaban una protección extra.

Armadura funcional con peto, espaldar y escarcelas.

Hecho de acero de 1,6 mm. de grosor.
Correas de cuero para sujetar y regular.
Medida de contorno de pecho 120 cm.

peso 7,8 kg.

Peso de envío aproximado 9kg

No clasificados 290,00  Añadir al carrito
Apóstol
Apóstol
Apóstol

Hecho en madera de haya es totalmente funcional. El hueco mide 8 centímetros de profundo y un centímetro de diámetro. En cuanto al tamaño la altura del recipiente total es de 12 centímetros y 4 en su parte mas ancha.

No clasificados 13,00  Leer más
Borgoñota o celada borgoñona
Borgoñota o celada borgoñona
Borgoñota o celada borgoñona

Esta Borgoñota o celada borgoñona, es totalmente funcional (battle-ready)

La celada borgoñona o borgoñota es un casco con una visera fija y una cresta de inspiración clásica, que pretendía imitar los cascos de la antigüedad, y una parte frontal móvil, protectora de la cara, con bisagra. Durante el siglo XVI y XVII fue utilizado tanto por la infantería como por la caballería de los Tercios Españoles. Muchas escenas bíblicas pintadas en el renacimiento ilustran a los romanos llevando borgoñotas. Al principio se incluía una protección de la cara que fue perdiéndose conforme avanzaba el siglo porque si bien protegía restaba visibilidad por el tipo de lucha en el que derivaban las batallas. Para el siglo XVII, la celada borgoñona había desaparecido prácticamente a favor del morrión, salvo en los oficiales y jefes, que siguieron llevándola como signo de rango, en este caso, profusamente decoradas.

El modelo que presentamos tiene la cresta característica y se compone de tres piezas. Como piezas independientes, se presentan dos baberas o faciales, que pueden vestirse o no, a elección del recreador. Una más cerrada y la otra más abierta. Se fijan con unos pasadores y bisagras al resto del casco. Esta borgoñota está fabricada en acero de 2 mm.

Un soberbio casco soberbio para la mejor recreación histórica.

No clasificados 160,00  Añadir al carrito
pistola de chispa, siglo XVII-XVIII
pistola de chispa, siglo XVII-XVIII
pistola de chispa, siglo XVII-XVIII

El virreinato español de Nueva España  amplió sus territorios durante el siglo XVII y XVII, cubriendo en gran medida lo que ahora es Texas, estableciendo poblaciones para asentar la población en base a misiones católicas y presidios militares (fuertes). El objetivo de los misioneros era evangelizar a los indios americanos e introducirlos a la civilización facilitando al integración gracias a los oficios. Los soldados estacionados en los presidios protegían las misiones, pero también exploraban el país, habilitando nuevas rutas y conduciendo convoys de suministros, llevando el correo y escoltando a misioneros, colonos y comerciantes.

A fines de la década de 1700, los españoles decidieron consolidar sus asentamientos en torno a dos presidios principales en San Antonio y La Bahía. También comenzaron a reemplazar los equipos militares más antiguos con brazos de caballería ligera, como la pistola de chispa de la que mostramos una fotografía que se guarda en el museo de historia militar de Texas. La pistola original, de ánima lisa, disparaba una bola de plomo de calibre 72. Operar la pistola requería paciencia y práctica. Hacerlo cuando te atacaban, mente fría y movimientos ágiles y certeros. El soldado cargaba, con mano firme, la pólvora tanto en el hocico como en la cazoleta antes de meter una bola en la boca. A pesar de las complicaciones de su uso, esta tecnología se mantuvo en uso durante casi dos siglos.

349,90  Añadir al carrito