Un morrión, el Imperio donde no se ponía el sol y el Imperio del sol naciente

Publicado en: Blog | 2

Esta historia comienza con un morrión que vendimos hace unos meses. Su destinatario era Idaten Royo, enamorado de la historia y experto en cultura japonesa. Quería el morrión para preparar un evento sobre la batalla de Cagayán en la que soldados de la Armada Española se enfrentaron a los piratas japoneses , “wakas”, que aterrorizaban las aguas de Filipinas.

Idaten Royo, en una demostración con armadura japonesa
Idaten Royo, en una demostración con armadura japonesa

Mientras el morrión llegaba nos intercambiábamos mensajes. Un buen día Royo nos  metió en su bolsillo con una sencilla frase, casi un haiku: <<El mundo Samurái y los Viejos Tercios,…misma esencia, mismo espíritu>>, una declaración que podría haber sido  un buen lema para este año.

Y es que este año se conmemora el 150º aniversario del inicio de las relaciones diplomáticas entre España y Japón. De acuerdo, podríamos pensar que esta es una fecha reciente y que al fin y al cabo en 1868 ni España ni Japón eran los mismos países de la época que nos fascina. Pero pensemos que las relaciones van más lejos: vendrá a nuestra cabeza la más pacífica embajada de Hasekura Tsunenaga, tras la que algunos de los integrantes de su grupo decidieron quedarse ya para siempre en ese remanso de paz prácticamente zen que es Coria del Río allá por 1614.

Royo también nos referenciaba las otras dos grandes embajadas que nos llegaron desde el imperio del sol naciente, la  Tenshô, que fue recibida por Felipe II en 1585 y la Keichô, a la que dio la bienvenida Felipe III en 1613. Citando las palabras de Idaten <<fue España la puerta a Europa de un país llamado Cipango (Japón)>>.

Por otro lado también hay un fuerte vínculo entre el Japón de los samuráis y la España de los Tercios en lo que a filosofía guerrera y arte bélico se refiere. Pensemos que se cuenta cómo el mítico ronin Miyamoto Mushashi aprendió a manejar dos armas a un tiempo tras ver a soldados occidentales manejar espada y daga; igualmente Inazo Natobe, al difundir el Bushido, encontró muchas similitudes entre el camino del guerrero y la mística cristiana.

De igual manera, Royo también nos remite a lo que aquellos guerreros japoneses pudieron aprender de aquellos llegados de la otra parte del mundo. Todo esto concentrado en un elemento como es el morrión. Citamos sus palabras:

<< Nuestro respetado y admirado morrión llegó a Japón con nuestros soldados y concretamente en la batalla de Cagayan es donde quizás esta defensa de combate fue más conocida por los japoneses, aunque ya con el Shogun Nobunaga Oda ya se conocía nuestra armadura y otros tipos de morriones que ellos adaptaron como novedad en sus yorois (armadura). Este Shogun llevaba una con Kabuto Nanban (de forma cónica) y detalles muy españoles/portugueses>>

Ejemplos de kabutos (Idaten Royo)
Ejemplos de kabutos (Idaten Royo)

Esta admiración por la influencia de unos en otros, de sus similares filosofías y maneras de entender el honor se ha visto reflejado en el uso que ha dado Royo a aquel morrión que compró. Y es esta preciosidad, que nos ha encantado.

 

Kabuto creado por Idaten Royo a partir de nuestro morrión (foto de I. Royo)
Kabuto creado por Idaten Royo a partir de nuestro morrión (foto de I. Royo)

<< Diseñé el kabuto nanban morrión; (…) en el estreno de Las Huellas del Samurái  en Barcelona, un film histórico cultural que explica lo anteriormente citado>>.

Sin duda, una verdadera belleza que resume en una palabra todo lo que hemos expresado con mil palabras arriba.

P.S.: Royo también nos contaba como este sería el segundo kabuto-morrión que existe. El primero perteneció al Clan Honda Tadakatsu, data del periodo comprendido entre 1548 y 1610 y es el de esta foto:

 

 

 

2 Comentarios

  1. Francisco de Asis
    |

    si realmente es un proyecto de hacía años a la vista de la historia de los kabutos (cascos) adaptados en Japón, conté con la gran ayuda entrañable de mi amigo y miembro de la escuela Felipe Miguel Perez Leiva especialista y profesional en metales y armas tradicionales antiguas,..creo que hemos aportado algo más a la historia del morrión a los Tercios y a los Samurais.

  2. Mauricio Rousselon Aguirre
    |

    Extraordinario relato… samurais y tercios españoles… mismo honor, misma gloria.

Deja un comentario